Coalición Pro Internet

Facebook   Twitter

Noticias

Los periódicos alemanes se rinden ante Google News y piden volver a ser indexados

octubre 23, 2014 No Comments

Artículo de Genbeta 

Hace un par de semanas, Google tomaba una decisión sin precedentes en Alemania: como algunos editores de medios tradicionales se quejaban de que Google News utilizaba sus imágenes y las primeras líneas de sus artículos para incluir en su apartado de noticias, el gigante buscador decidió retirar esta información. En su lugar, y para los periódicos que habían protestado, comenzaron amostrar únicamente los titulares enlazados.

2351307621 8a6f3ecd27 B

Ahora, apenas un par de semanas después, dichos editores han cedido y han firmado una cesión de derechos gratuita para que Google pueda usar el resumen y la imagen en miniatura, como ocurría hasta antes de que demandaran al propio buscador. En un comunicado emitido por VG Media, una de las compañías que defendían la acción contra Google News, aseguran haberse visto obligadas a ceder por “presiones económicas” de Google al eliminar éste las imágenes y el resumen de sus noticias en sus servicios.

“Los editores de VG Media Press han cedido porque el poder de mercado de Google es superior al 90%”, según explican los propios responsables de VG Media. Reconocen, además, pérdidas económicas por una caída del tráfico en consecuencia con la decisión de Google de eliminar la información complementaria de sus noticias. Se quejan de que además de desaparecer de Google News, Google retiró las imágenes y resúmenes de sus artículos de Google Search, con la correspondiente pérdida de visibilidad.

Actualmente, si haces una búsqueda en Google sobre un tema de actualidad, el buscador devuelve también algunas noticias que aparecen indexadas en Google News. Los editores no están contra esto, ya que les reporta mucho tráfico, pero sí que están molestos porque utilicen esta misma información en Google News. Que se quejen únicamente de Google News tiene su sentido(económico): quieren obtener una compensación y, si se quejaran de Google Search, el buscador podría retirar sus resultados directamente de la búsqueda.

¿Significa que se dan por vencido? No, y es que anuncian que seguirán persiguiendo acciones legales contra Google. Ahora, simplemente y para evitar la caída de tráfico, han pedido a Google que les vuelva a indexar. ¿Ocurrirá lo mismo en España si finalmente se cierra Google News? ¿Se arrepentirán los periódicos de haber perseguido el Canon AEDE cuando, según lo esperable, pierdan tráfico al perder la posición ventajosa que les otorga este portal de noticias? Va a ser interesante ver el resultado.

Vía | TechCrunch
Imagen | Martin Deutsch

Leer artículo completo aquí


“Chapuza digital en el Senado”

octubre 21, 2014 No Comments

Artículo de “Media-Tics”

El Senado aprueba la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual con la polémica “tasa Google”…pero por un año

Chapuza digital en el Senado

El miércoles 16 de octubre, el Senado aprobó la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, a la que ya solo le queda la aprobación definitiva por el Congreso de los Diputados. En ella se incluye el polémico artículo 32.2, conocido como la “tasa Google”, un enorme error que coloca a España a la cola de la innovación digital. Pero a última hora el Gobierno añadió una disposición final cuarta donde se afirma que la reforma tiene validez por un año. O sea, una chapuza con plazo de caducidad de cara a que el PP pueda afrontar las próximas citas electorales con los grandes editores sometidos a la ley de hierro de las ayudas estatales.

En la disposición final se precisa que el Gobierno tiene un año para llevar a cabo “los trabajos preliminares necesarios, en colaboración con todos los sectores y agentes interesados, para preparar una reforma integral de la Ley de Propiedad Intelectual ajustada plenamente a las necesidades y oportunidades de la sociedad del conocimiento”. O sea, que el Gobierno es consciente de que esta reforma, con su “tasa Google” incluida, no se ajusta para nada a dichas necesidades de la sociedad del conocimiento, pero da un capotazo con fecha de caducidad a los grandes editores de prensa de este país, en un intento de salvarles al menos parcialmente el desastroso estado de sus cuentas de resultados. Un año es el tiempo que el PP puede necesitar para intentar revertir ante la opinión pública la caída de popularidad que está sufriendo con el manejo de la gran crisis económica.

El Gobierno y los grandes editores de la vieja prensa de papel agrupados en torno a la AEDE, saben perfectamente que Google no va a pagar nunca ni esa tasa ni ninguna otra por el estilo y que antes cerrará Google News en España. El máximo responsable de Google News, Richard Gingras lo ha dejado bien claro en su visita a Madrid hace unos días. Además, tenemos el ejemplo de Alemania, donde el gigante de Internet ha minimizado los enlaces que hace a algunos de los grandes periódicos que solicitaban una tasa parecida a la que España reclama. Para soslayar este peligro, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría ha colado en el famoso artículo 32.2 la precisión de que esta tasa es “irrenunciable”, con lo que ninguna publicación digital podrá soslayar la reclamación de dicha tasa. Si está bien claro que Google no pagará esa tasa pues para ellos –como para todo el mundo de cultura digital- dicho canon va contra las leyes no escritas de Internet que consagran el derecho a citar y vincular cualquier noticia o información, ¿por qué este empeño sin sentido? Porque esperan que, ante la imposibilidad de sacarle el dinero al gigante norteamericano de Internet, el Gobierno termine pagando a los grandes editores con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, igual que se hace con la compensación por copia privada.

El Gobierno se asegura la docilidad de los grandes editores y, de paso, la naciente galaxia de la información digital pura (en España hay más de 1.000 webs de información de todo tipo, locales y de nicho, y crecen a una velocidad superior a una al día), mucho más díscola e independiente en sus informaciones y líneas editoriales, recibe un castigo, pues si no son enlazados por el buscador, sus audiencias caerán, con beneficio para los grandes diarios, cuyas cabeceras son aún bien conocidas por el público en general. Estamos por tanto en una batalla donde, además de los factores reseñados, subyace una guerra entre el mundo de los grandes editores de papel que se desmorona y los centenares de pequeños editores digitales, a través de los cuales se informa ya en torno a un 30% de la población española.

El diario “Expansión” publica hoy jueves un vergonzante editorial titulado “Remuneración lógica a los editores de medios”. Apoya el canon AEDE “porque la premisa de la que parte la ley, y que reviste toda la lógica económica, es que quien haga uso comercial del contenido generado por los medios de comunicación deba remunerarse por ello”. Esa aparente lógica económica es un subterfugio falaz, ya que parte de una premisa que está siendo barrida por la cultura digital. En vez de enfrentarse al reto de la transición digital, prefieren chocar de frente contra el futuro a cambio de intentar salvar un abismal presente. Tanto en “Expansión” como en “El Mundo” o “El País”, hay excelentes periodistas que escriben solventes informaciones sobre el mundo digital y saben bien de lo que hablan. Es una pena que una vez más, los editores no estén a la altura de las circunstancias. La prensa española tiene un retraso histórico en su transición digital, con unos ingresos digitales ridículos en comparación con su facturación total. Pero en vez de afrontar este desafío con renovadas inversiones, alianzas, rigor, riesgo e innovación, prefieren echarse en brazos de un gobierno que está demostrando repetidamente su ceguera digital. Los editores, grandes y pequeños, deben llegar a un entendimiento justo con los gigantes de Internet, porque se necesitan mutuamente. Ése es el camino adecuado y no las tasas vergonzantes.

El próximo 6 de noviembre en Madrid se celebrará un importante evento: “Oracle Day 2014”. El tema central es la disrupción digital. Los organizadores subrayan que en el 2020 habrá 50.000 millones de dispositivos conectados frente a los 9.000 millones que había en 2012; que los datos se van a multiplicar por 50 en ese periodo; que los datos móviles crecen a un ritmo del 78% anual, etc. El gigante de la informática corporativa advierte que las organizaciones tienen un 75% de aplicaciones viejas ya de más de dos décadas. Nuestro Gobierno también parece que tiene una visión de hace más de 20 años. La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría debería apuntarse a este evento.

Artículo de Miguel Ormaetxea

Leer artículo completo aquí


Seis consecuencias esperables de la aprobación del #CanonAEDE

octubre 17, 2014 No Comments

Artículo de “Xakata” 
Ministro Lomce 2

El Senado dio el visto bueno ayer a la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual propuesta por el Gobierno. El texto ahora pasará de nuevo por el Congreso en lo que, debido a la mayoría absoluta del PP, parece que será un mero trámite antes de su inminente aprobación. Entre los pocos cambios introducidos por las enmiendas del Senado a la redacción que ya conocíamos, se ha incluido la fecha para la entrada en vigor: 1 de enero de 2015.

La reforma en cuestión endurece las penas para las páginas de descargas y abre la puerta a la persecución de los uploaders. Además, en ella se estipula que se trata de una reforma parcial, con vistas a realizar una reforma más amplia y restrictiva en un futuro cercano. sin embargo, uno de los aspectos más controvertidos de la nueva norma es la introducción de lo que en los medios se ha bautizado como Canon AEDE y algo que podría influir, notablemente, en Internet tal y como hoy lo conocemos.

El Canon AEDE es una tasa que algunos editores de medios (entre ellos la Asociación de Editores de Diarios Españoles) lleva tiempo reclamando al Gobierno. Para ellos, agregadores como Google News se aprovechan de los contenidos que ellos mismos generan para rellenar sus portales. Google News y otros portales similares, como Meneame, lo ven de distinta forma: ellos les llevan visitas y ayudan a difundir su información. De hecho, y paradójicamente, algunos medios incluyen botones en sus noticias para que los usuarios envíen sus contenidos directamente a estos agregadores.

Pero los agregadores no son los únicos que se han mostrado en contra de este Canon. El hecho de que el Gobierno incluyera esta cláusula sin consultar a organismos expertos en la materia (la añadió a última hora) no sólo ha hecho que la redacción sea bastante ambigua, sino que desde lugarescomo la CEOE y hasta desde la CNMC se cuestionen su aprobación. A raíz de ella han surgido otros movimientos, como la Coalición ProInternet (de la que Xataka forma parte), con el fin de protestar por la imposición de esta tasa.

Así es el Artículo 32.2

La puesta a disposición del público por parte de prestadores de servicios electrónicos de agregación de contenidos de fragmentos no significativos de contenidos, divulgados en publicaciones periódicas o en sitios Web de actualización periódica y que tengan una finalidad informativa, de creación de opinión pública o de entretenimiento, no requerirá autorización, sin perjuicio del derecho del editor o, en su caso, de otros titulares de derechos a percibir una compensación equitativa. Este derecho será irrenunciable y se hará efectivo a través de las entidades de gestión de los derechos de propiedad intelectual. En cualquier caso, la puesta a disposición del público por terceros de cualquier imagen, obra fotográfica o mera fotografía divulgada en publicaciones periódicas o en sitios Web de actualización periódica estará sujeta a autorización.

Sin perjuicio de lo establecido en el párrafo anterior, la puesta a disposición del público por parte de prestadores de servicios que faciliten instrumentos de búsqueda de palabras aisladas incluidas en los contenidos referidos en el párrafo anterior no estará sujeta a autorización ni compensación equitativa siempre que tal puesta a disposición del público se produzca sin finalidad comercial propia y se realice estrictamente circunscrita a lo imprescindible para ofrecer resultados de búsqueda en respuesta a consultas previamente formuladas por un usuario al buscador y siempre que la puesta a disposición del público incluya un enlace a la página de origen de los contenidos.

Consecuencia nº1: caos en Internet

Éste es todo el texto con el que el Gobierno ha querido dar forma al Canon AEDE. Dos únicos párrafos. En el primero de ellos definen qué publicaciones estarían afectadas (sobre eso volveremos ahora) y cómo funciona la tasa, mientras que en el segundo crean una excepción para que el Canon no afecte a los buscadores. ¿Se puede definir con exactitud un Canon como el que proponen en un único párrafo? Como vamos a ver, no.

La fórmula legal utilizada para definir lo que es el Canon AEDE ocupa un único párrafo y nos deja con más preguntas que las que aclara.

En primer lugar, se habla de “fragmentos no significativos de contenidos”, pero en ningún momento se explica qué se entiende como tal. ¿Es una foto un fragmento significativo? ¿Y un párrafo del artículo? ¿Y el titular? Google News utiliza el titular, las primeras líneas y foto, si hay, para indexar las noticias. ¿Es eso un fragmento no significativo? Entendemos que sí. ¿Y en el caso de Menéame? Los usuarios pueden introducir titular y descripción propia. Si la descripción no la copian, ¿es fragmento significativo?

Pero sigamos. ¿Dónde se publican estos “fragmentos no significativos de contenidos” susceptibles de cobrar la tasa en cuestión? “Divulgados en publicaciones periódicas o en sitios Web de actualización periódica y que tengan una finalidad informativa, de creación de opinión pública o de entretenimiento”. ¿Qué es un “sitio web de actualización periódica”? ¿Se incluyen, por ejemplo, los blogs personales o los blogs comerciales como el nuestro?

Seguimos leyendo: “no requerirá autorización, sin perjuicio del derecho del editor o, en su caso, de otros titulares de derechos a percibir una compensación equitativa“. ¿De qué compensación estamos hablando? ¿Cómo se estimará o calculará la tasa que Google News y compañía tendrán que pagar a las “publicaciones de divulgación periódica” por hacerse eco de sus “fragmentos no significativos de contenidos”?

Lo que viene a continuación todavía lo lía más: “Este derecho será irrenunciable y se hará efectivo a través de las entidades de gestión de los derechos de propiedad intelectual”. Sobre lo de la irrenunciabilidad del derecho hablaremos en detalle en el siguiente punto, pero ¿qué entidades de gestión? ¿Podrán los bloggers si finalmente están afectados elegir su propia entidad? ¿Formar la suya propia? ¿O será CEDRO quien se encargue de todo (cobrar y repartir), como se dijo en su día?

Fijaos hasta qué punto la ley está improvisada y mal redactada que el Gobierno en su día tuvo que salir a explicar, vía comunicado oficial, que las redes sociales no estarían afectadas por el nuevo Canon. Si tienes que salir ante los medios para decir a quién afecta y a quién no una nueva Ley, ¿no será que ésta está mal formulada? A destacar, por cierto, que desde AEDE en su día sí dijeronquerer que las redes sociales pasasen por caja.

Consecuencia nº2: cobrarás u otros cobrarán por ti

Cuando algunos editores de Bélgica se unieron para protestar contra Google News porque supuestamente les perjudicaba que se indexaran allí sus contenidos, Google tomó la decisión más simple: si dicen que les molesta que les incluyamos, pues les dejamos fuera y listo. Al final, los editores belgas vieron que perdían más que ganaban sin estar en Google News y pidieron a Googlevolver a figurar en su portal de noticias. Con lo que propone la reforma española de la LPI, esto no sería posible.

Para evitar que suceda esto mismo, en la ley se establece la irrenunciabilidad del derecho. ¿Qué quiere decir esto? Que si tú tienes un blog y Google News te indexa una noticia, la entidad de gestión encargada de este asunto cobrará a Google por ello. “Pero yo no quiero cobrar, a mí me beneficia que me enlacen”, seguramente estés pensando. Da igual: la entidad de gestión cobrará tu parte sí o sí. Que luego la quieras reclamar o no es cosa tuya.

“Tienes derecho a cobrar, no puedes renunciar a ello, pero ya te lo administro yo…”, entendiendo “yo” por CEDRO o la entidad que corresponda. Así resume @JulioAlonso cómo funciona lo del “derecho irrenunciable”

Hace unos días, y por una protesta similar, Google News anunció que en Alemania dejaría de mostrar la descripción y la fotografía de algunos medios que exigían un Canon similar al AEDE. En su lugar, mostraría simplemente el titular enlazado, con lo que dichos editores ya no se podrían quejar (a fin de cuentas, si se quejan porque figura el titular, ¿por qué no quejarse de salir en Google Search? No son tontos). De nuevo esta medida selectiva no sería posible aquí porque en España todos los medios están, lo quieran o no, afectados por la tasa en cuestión.

Consecuencia nº3: las licencias Creative Commons no servirán

“Pero mis contenidos son Creative Commons…” Sí, los nuestros también, pero en la Ley propuestano se contempla ninguna excepción para contenidos con este tipo de licencia. David Maeztu, abogado especialista en nuevas tecnologías, lo explicaba de la siguiente forma en su blog:

Y es un derecho irrenunciable y de gestión colectiva obligatoria, por lo que aunque uses una licencia Creative Commons el sitio que te agrega tendrá que pagar a la entidad de gestión en tu nombre. Es decir, la entidad de gestión que actúe para el pago de estos derechos, lo hará en tu nombre aunque no estés asociado y lógicamente, al no estar asociado no te pagará nada y lo repartirá entre sus otros socios.

Consecuencia nº4: AEDE y compañía, los grandes beneficiados

A falta de conocer cómo será la tasa y cómo se repartirá esta entre las “webs de actualización periódica” afectadas, parece que nos podríamos encontrar ante una estructura similar a la que sigue SGAE: los más grandes en lo que a audiencia se refiere cobrarán más y los más pequeños no verán ni un duro. Eso sí, los agregadores seguirán teniendo que pagar por ellos igual.

En una entrevista a José Gabriel González, director de AEDE, éste llegó a reconocer haber mantenido negociaciones con Google pero dichas negociaciones se rompieron cuando el buscador les pidió que parasen la vía regulatoria. AEDE se negó: “La vía regulatoria no la abandonamos porque es una vía que pasa, y una vez que pase el tren ya no tenemos opción, ya que el Gobierno no va a hacer otra ley para nosotros”.

 

Para el director de AEDE, es raro que no todo el mundo quiera cobrar

¿Y los que no queremos cobrar y estamos encantados de que Google News indexe gratis nuestros contenidos? José Gabriel González también tuvo palabras para nosotros: “Me cuesta cada vez más creer, con la crisis que hay, que la gente renuncie a ingresos, ¿no? Probablemente es que tengan otros intereses cruzados que no conocemos. Sería bueno que los explicaran”.

 

Eso sí, no todas las asociaciones de medios están de acuerdo con esta medida. La Asociación Española de Editoriales de Publicaciones Periódicas (AEEPP) se ha mostrado contraria a la legislación propuesta. La Coalición ProInternet es una asociación que surgió tras el anuncio del Canon AEDE y de la que WeblogsSL es miembro junto a otros como Eldiario.es, Google, Menéame, 20minutos y compañía. Mientras tanto, los miembros de AEDE celebran la aprobación.

Consecuencia nº5: ¿adiós a los agregadores en España?

Lógicamente, los agregadores no quieren pasar por caja simplemente por “agregar” contenido. En el caso de Google News, ayer se filtró que, después de una reunión con la Administración, medios y otros agregadores, el portal de noticias del gigante buscador no descartó cerrar Google News España si se aprobaba el Canon AEDE como tal.

En el caso de Meneame, y desde el anuncio de esta tasa, los usuarios han establecido su propio boicot a medios AEDE, pero esto no salvaría a su servicio de la quema (recordemos lo de carácter irrenunciable). ¿Qué opciones valoran? Según explicaron en su día, o bien bloquear todos los medios españoles, o irse de España o cerrar.

Consecuencia nº6: perdemos todos

¿Y al final quién sale perdiendo de todo esto? Para variar, los de siempre: los usuarios. Si tienes un blog y no limitan el alcance de lo que supone una “publicación periódica”, otros cobrarán de los que agreguen tus contenidos. Consecuencia: no se agregarán tus contenidos. Y si simplemente eres un internauta al que le gusta informarse más allá de los portales de medios tradicionales, la subsistencia de estos medios online podría ponerse en entredicho si pierden las visitas que les generan los agregadores. Y todo por contentar a una minoría que, con la llegada de Internet, se agarra a cualquier clavo ardiendo para conseguir lo que no han conseguido con su estrategia digital: cobrar más dinero.

 

Leer artículo completo aquí


El #CanonAEDE más cerca de ser realidad: aprobada la reforma de la #LPI en el Senado

octubre 16, 2014 No Comments

Artículo de “Xacata”

650 1000 Wert 2

Nada parece poder con el Canon AEDE. Ni las dudas que plantea a la CNMC ni las afirmaciones que dejan claro que se trata de una modificación que el gobierno ha creado para la propia AEDE han detenido la aprobación de la modificación de la LPI primero en la Comisión de Cultura del Congreso y hace unos minutos, en el Senado. Ahora le llega el turno al Congreso, que si la lógica se impone ypese a las propuestas de la oposición, acabará por refrendar este acuerdo (con los únicos votos del PP) alcanzado hoy.

De esa reforma de la LPI lo más polémico es el llamado Canon AEDE o tasa Google, que amenaza con alterar algo innato a Internet: los enlaces.

De hecho, esta misma mañana el rumor más potente relacionado con este tema tenía a una posible salida del servicio Google News de España como protagonista, pues en la normativa que se acabaría aprobando en España, ese canon por enlazar sería irrenunciable y obligaría a los agregadores, lleven o no publicidad, compensar a los medios por el simple hecho de enlazarlos.

De no hacerlo así, estarían expuestos a multas que ya serían de entre 150.000 y 600.000 euros, entrando para más sorna en vigor desde el 1 de enero de 2015, por lo que el margen para poder adaptarse en caso de querer seguir con el servicio, sería mínimo.

 

Leer artículo completo aquí


Google News puede cerrar en España

octubre 15, 2014 No Comments

Artículo de “El Mundo”

El responsable mundial de Google News, Richard Gingras, y el jefe comercial internacional, Madhav Chinnappa, han estado en Madrid a finales de septiembre. Han mantenido entrevistas y reuniones de trabajo con clientes, socios, periodistas, profesionales del sector…. Y se han visto con altos representantes de la Administración española, entre ellos, la secretaria de Estado de Comunicación, Carmen Martínez Castro, el de Comercio, Jaime García-Legaz o el de Telecomunicaciones, Víctor Calvo Sotelo. En esas reuniones los dos ejecutivos de Google sondearon las intenciones del Ejecutivo sobre una cuestión que ellos consideran fundamental para el negocio del gigante de Mountain View y sin la cual no se entiende el negocio de Google: la libertad para enlazar de forma gratuita contenidos que son públicos. No parece que salieran demasiado satisfechos de esos encuentros.

Google acaba de dar un golpe de mano en Alemania y está dispuesto a cerrar el servicio Google News en España si la Ley de Propiedad Intelectual (LPI) que se aprueba mañana en el Senado le obliga a pagar a los editores por los contenidos de las webs que enlace a partir de ahora. Sería el primer país democrático del mundo en el que la compañía fundada por Larry Page y Sergey Brin cerrara su popular servicio.

El problema radica en el artículo 32.2 de la LPI, que establece elpago irrenunciable de un canon por parte de los agregadores de noticias a los editores de contenidos como compensación por el uso de los mismos. Es lo que se ha denominado tasa Google, porque es el principal agregador del mercado, o canon AEDE, porque ha sido la Asociación que engloba a los editores de medio la principal impulsora de ese artículo. ¿Dónde está la discrepancia? Los editores dicen que Google y el resto de agregadores -también las redes sociales- se lucran enlazando los contenidos que ellos producen y que cuestan dinero. Contra esto, Google responde que News no obliga a ningún medio a estar en ese servicio.

El artículo 32.2 ha sido polémico durante toda la tramitación parlamentaria y ha generado muchas críticas. La más significativallegó desde la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que considera que el canon limita la libertad de empresa al crear una barrera de acceso a quienes quieran entrar en el mercado de los agregadores de contenidos. La CNMC cuestiona también que el cobro del canon se tramite a través de las entidades de gestión de derechos de autor. Además, Competencia recuerda que “existen soluciones técnicas, sencillas y gratuitas”, que evitarían, si así lo desea el editor, los enlaces como “el fichero estandarizado robots.txt, cada propietario de una página web puede impedir o delimitar, fácilmente y sin costes, el rastreo de cualquier buscador y agregador de noticias con el grado de detalle que se desee”.

¿A qué se debe, pues, las inversiones de los periódicos en mejorar el posicionamiento de sus webs en los buscadores, mediante SEO o SEM si, según sus responsables, cuanto mejor posicionado estés, más dinero pierdes?, se preguntaba la Comisión de Competencia. La AEDE, por el contrario, se ha negado a usar esta opción: “La realidad es que esto resulta inviable para cada uno de los editores de forma aislada. El mismo dominio de Google como buscador global haría que,si un editor decide no indexar sus contenidos en Google News, pondría en peligro la aparición de sus noticias en el buscador de Google, lo que es prácticamente decir adiós a internet. Por esto es importante la irrenunciabilidad al derecho de compensación”. Y así está recogido en la LPI.

Google ya ha tenido problemas de este tipo en algunos países europeos pero en ningún caso se ha llegado al extremo de España. En Francia, por ejemplo, se alcanzó un acuerdo por el que Google pagó unos 60 millones de euros a los editores en concepto de inversión en el desarrollo digital de la prensa. El caso alemán viene de lejos. Allí, Google sólo indexa a los medios que se dan de alta voluntariamente en el servicio Google News porque la ley protege a los editores que no quieren aparecer. El último enfrentamiento se ha producido porque algunos periódicos han demandado al buscador por incluir fragmentos de texto e ilustraciones en los enlaces. La respuesta de Google ha sido inmediata: ya no muestra ni los resúmenes (snippets) ni las imágenes (thumbnail), en los resultados de búsqueda, sólo los enlaces y los titulares. Google dice que sirve a los medios alemanes 5.000 millones de visitas y estima que cada clic que proporciona genera unos 12 o 16 céntimos. Es lo que pueden perder esos medios.

No hay datos oficiales en España, pero el posible cierre de Google News podría suponer una sensible pérdida del tráfico de las ediciones digitales de los periódicos -del 10% en los grandes y casi el 30% en el resto-y de los ingresos que genera la publicidad digital. Pero al margen del daño económico que el canon pueda suponer para los medios, Google y los demás agregadores se quejan de los riesgos para la libertad de información que conlleva restringir el enlace en la era de internet.

Artículo de @vicentelozano

Leer artículo completo aquí


Si no te gusta la web, eres muy libre de irte

octubre 6, 2014 No Comments

Artículo de Enrique Dans

Google adopta finalmente la actitud seria y coherente que muchos llevábamos tiempo exigiéndole, yreplica a los diarios alemanes que si no permiten que sus contenidos sean indexados de forma gratuita, sencillamente dejará de indexarlos. Por el momento, la medida consiste en la eliminación de las imágenes y lossnippets (fragmentos no significativos de texto) de los resultados de búsqueda, pero a nadie escapa que, en realidad, se trata tan solo de un primer paso que, en caso de persistir los medios en su actitud, podría llegar a marcar su desaparición.

Los medios alemanes afectados acusan a la compañía de chantaje, una acusación tan ridícula como absurda: Google únicamente está, en este caso, defendiendo la naturaleza abierta de la web, y concretamente, una de sus reglas de oro fundacionales: que enlazar es completamente libre. Los primeros en amenazar y chantajear no solo a Google, sino por extensión a toda la web, han sido unos medios que, con una mentalidad propia del siglo pasado, pretenden alterar el funcionamiento del entorno en el que les ha tocado vivir.

No nos engañemos: no se trata de ninguna disputa sobre la propiedad intelectual de las noticias – concepto que por otro lado sería muy discutible – sino de una forma de rapiña auspiciada por los gobiernos de turno, que han visto además en la posibilidad de financiar a los medios de comunicación una manera de asegurarse un trato más favorable. Un auténtico caso de corrupción: tengo algo que el gobierno quiere, y lo pongo sobre la mesa de negociación a cambio de que ese mismo gobierno dicte leyes que me autoricen a extorsionar a un tercero.

El problema de Google no es pagar o no pagar un dinero a una serie de medios, sino convertirse en excusa para que, a partir de ese momento, esos mismos medios pueda reclamar el cobro, en forma de canon, a cualquier otro. Google tiene recursos para pagar a los medios que haga falta pagar, pero muchas páginas on los tenemos, y la sola idea de pagar por enlazar y comentar una noticia es algo completamente inaceptable, que se convertiría además en una suerte de “impuesto a la opinión” o a la conversación. En la práctica, es como si el gobierno pretendiese cobrarnos un canon por el derecho a comentar las noticias en la barra del bar.

Los periódicos convencionales tienen un serio dilema: tras años no siendo capaces de adaptarse a la web y perdiendo dinero en ella de manera sostenida, pretenden que llegue un tercero que sí se ha adaptado y les pague la factura. Auxiliados por gobiernos irresponsables o directamente corruptos que se arrogan el derecho a cambiar directores de periódicos a golpe de subvención y de publicidad institucional, se han erigido en un lobby que pretende, de manera absolutamente megalomaníaca, cambiar las reglas de la web, reescribir el concepto de enlace, y decidir quién paga a quién y por qué, en virtud de conceptos que siempre estuvieron y seguirán estando al margen de ese tipo de cuestiones. Un enlace es un enlace, y mientras el contenido o el tono de mi enlace no sea constitutivo de delito, puedo enlazar libremente a quien me dé la gana, cuando me dé la gana, y por supuesto, sin pagar a nadie.

La medida de Google representa tan solo un primer paso. La compañía, claramente, ha tratado por todos los medios de evitarla, pero llega un momento en que la cuestión se vuelve incoherente: no puedes estar reclamando firmeza a todos tus compañeros de viaje, a las asociaciones, a los medios con concepciones más racionales de la web o a los agregadores, y mientras, estar manteniendo una actitud tibia, extremadamente prudente y con un talante casi negociador, porque se interpreta como que estás en realidad queriendo nadar y guardar la ropa.

Obviamente, la solución de excluir a determinados periódicos del índice no gusta a nadie: ni al que la toma, ni a los medios afectados, ni a los usuarios. El buscador pasa a tener un índice que no refleja la totalidad de la información, sino que deja fuera una parte de ella. Los usuarios pasan a tener una herramienta con resultados de peor calidad. Y los medios, con la exclusión, pierden un tráfico que les aporta un flujo constante de visitas, y sobre todo, que marca en gran medida su nivel de relevancia y su capacidad de influencia. Pero la medida supone la única posibilidad de reconducir una situación demencial a la que solo una conjunción de intereses tan perfecta como la codicia de los medios y la corrupción e incompetencia de determinados políticos nos había llevado. Un buscador pierde mucho cuando excluye páginas de su índice, pero ninguna fuente es insustituible, menos aún si lo que pretendía era, por algún tipo de “derecho divino”, cambiar a su antojo reglas que no son suyas ni del buscador afectado, sino de todos los usuarios. Si a alguien no le gustan las reglas de la web, es muy libre de excluirse de ella.

Leer artículo completo aquí 


Medios Alemanes empiezan a desaparecer de buscadores y agregadores de noticias, como habían exigido…. y ahora sufren perdidas

octubre 2, 2014 No Comments

Algunos editores alemanes minoritarios, representados por la asociación VG Media, han decidido recientemente demandar a los agregadores de noticias de Alemania(Google y otros) por mostrar fragmentos de texto e imágenes en miniatura de sus textos (snippets).

Ante esta demanda el conjunto de Internet en Alemania ha reaccionado cortando en gran medida el acceso a esos contenidos, mientras Google se limitará a presentar los titulares con un enlace.

Otros agregadores u operadores de telecomunicaciones o correo electrónico (web.de, GMX,T-Online,…) directamente han optado por eliminar completamente el contenido de VG Media en sus resultados y sistemas.  1&1 y German Telekom son dos de ls compañías que ha eliminado totalmente el contenido de los medios de VG Media . Otros como rivva.de han eliminado los snippets. NFH, la red de búsqueda para historiadores ha limitado los resultados de búsqueda a 60 letras. Nasuma, un buscador de noticias dice que abandonará su actividad debido a este tema.

Debido a esta demanda desde hace unos días Google se limita a publicar únicamente un enlace a la noticia sobre el titular en sus resultados de búsqueda de los medios de VGmedia. En una nota en su blog Philipp Justus, Country Manager, Google Alemania anunció que  “Debido a esta demanda, dejaremos de mostrar fragmentos de texto y pequeñas imágenes de algunos conocidos portales de noticias alemanes comobild.de,bunte.de ohoerzu.de. Para estas publicaciones únicamente mostraremos un enlace a la noticia junto con el titular”. (http://google-produkte.blogspot.de/2014/10/news-zu-news-bei-google.html)

Sorprendentemente, tras esta medida que no hace si no cumplir lo exigido a través de  demandas judiciales, y ante la reducción  de visitas, el conjunto del sector editorial alemán, incluidos los medios que presentaron la demanda, han empezado a mostrar su preocupación por el impacto en sus visitas e ingresos.

 

Por contraste, otros medios alemanes de referencia como Spiegel, Sueddeutsche, FAZ, Zeit han querido dejar claro que no están del lado de la iniciativa de VG Media para evitar el impacto inmediato en sus visitas y han dejado claro que sí desean ser citados y enlazados por agregadores, buscadores y redes sociales.

Muchos de los principales medios alemanes  - desde ‘Sueddeutsche’ hasta ‘FAZ’, pasando por ‘Die Zeit’, ‘Spiegel’ y otros 5.000 más,- siguen permitiendo expresamente la inclusión de su contenido en las búsquedas de buscadores y agregadores de noticias.  No estando afectadas sus visitas por esta medida.   En Alemania se estima que los editores alemanes reciben más de 5.000 millones de visitas solo de Google.

Queda claro que el modelo de CanonAEDE y otros ligeramente diferentes como en el caso aleman que también afecta a los buscadores y que minoritariamente tratan de imponerse en Alemania y ahora en España, no se sostienen y generan importantes perdidas, curiosamente en primer impacto para quienes lo exigen y tratan de imponer al conjunto de Internet.   Un impacto que afecta tanto a los propios medios que dejan de recibir visitas, como a los usuarios que ven mermada la información para los enlaces, y su capacidad de informarse con libertad. Un paso atrás en la innovación digital, la economía abierta y la libertad de información expresión en Internet.

Por eso la Coalición ProInternet reitera su llamada a las autoridades españolas a eliminar inmediatamente el artículo 32.2 de la LPI que podría tener este impacto no solo en el grupo minoritario de editores que lo han solicitado, sino al ser “irrenunciable” afectaría –   a diferencia de los sucedido en Alemania .- a editores, blogs y profesionales que sí quieren ser citados y enlazados para conseguir más visitas, ingresos y una mayor difusión de la información libre.


La tasa Google se ha impuesto en España sin consentimiento de Europa

octubre 1, 2014 No Comments

Artículo de ADSLZone

UPyD ha sacado la cara por los editores ajenos a la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE) y en contra de la tasa Google emitiendo un comunicado a la Comisión Europea, y dando a conocer que la modificación del proyecto de ley de propiedad intelectual se hizo a espaldas del organismo europeo.

congreso

La “tasa Google” o “canon AEDE” incluido en el proyecto de ley de propiedad intelectual del equipo de Rajoy no fue notificado por el Ministerio de Exteriores, que estableció contacto con la Comisión Europea por última vez, en este sentido, tiempo antes, concretamente en mayo del pasado año 2013. En este momento -mayo de 2013- la tasa Google no había sido aún incluida en la ley y posteriormente no se ha notificado nada al respecto, por lo que es evidente que se ha evitado informar a Europa.

Beatriz Becerra, eurodiputada de UPyD, ha sido la encargada de poner fin a esta situación que el Gobierno ha generado con respecto a Europa. Para ello han cuestionado a la Comisión Europea acerca de las medidas que se tomarán dadas las “modificaciones significativas” que se han aplicado al proyecto de ley de propiedad intelectual. Esta comunicación emitida por Unión Progreso y Democracia, además, deberá ser respondida en menos de dos semanas, puesto que tiene carácter de “prioritaria”.

Según el comunicado de UPyD, la llamada tasa Google supondría una infracción por parte de España a la directiva 98/34/CE y Vulneración de Competencia. Por otra parte, Analistas Financieros Internacionales -Afi- ya señalaron con anterioridad que el impacto económico de la imposición del canon AEDE o tasa Google sería de 1.133 millones de euros en contra de los usuarios de Internet a nivel nacional, todo ello añadiendo que tendrían lugar procesos de deslocalización de actividad y empleo, por lo que el impacto alcanzaría una dimensión verdaderamente negativa para la economía.

Así, en un plazo no superior a dos semanas se podrá conocer la posición de Europa con respecto a la imposición de la tasa Google, lo que podría suponer un aporte de luz sobre una situación que antes incluso de ponerse en marcha está suponiendo graves problemas para medios de comunicación digitales y editores al cargo de los mismos.

FuenteEl Diario

Escrito por 

Leer artículo completo aquí